Copia de _

"El Colegio no es un mero edificio con aulas y profesores que entran y salen, el Colegio tiene su alma, por eso lo siento mío, por eso lo quiero, y  si  hace  falta  un  sacrificio, por  él, lo hago."

                                                                                                                                                    Pbro. Fernando Erdocia

“POR EL HONOR DEL NOMBRE”

 

Al pie del Escudo y en el corazón de todos, nuestro lema es la expresión de nuestro ser, pensar y existir. Todo por mi Colegio, amor, dedicación, comportamiento.

 

"El Gran Ideal" el de antes, de aquellos que nos precedieron, el de hoy, que nos formamos para el mañana; los que han de venir: los hijos de nuestros hijos, que reciban el historial correcto, de aquellos que los precedieron y siguen teniendo el alma de estudiantes.

 

Nació tal vez sin querer, "El Honor" como símbolo de lo que ansiábamos ser en los comienzos en nuestras actuaciones publicas y privadas, en nuestros desfiles con otros colegios, donde el amor y el ansia de superación, llamaban al amor y al sacrificio y lo conseguimos!!!

 

Hoy superados aquellos problemas, la alegría de vivir con Dios y pertenecer al Colegio es el legado recibido de los que abrieron la brecha del combate. El Colegio no es un mero edificio con aulas y profesores que entran y salen, el Colegio tiene su alma, por eso lo siento mío, por eso lo quiero, y si hace falta un sacrificio, por él, lo hago. Y me siento orgulloso de llevar en pecho mi distintivo, que me distingue de los demás.

 

"Honor es el sentimiento de la propia dignidad, la cualidad moral que nos hace cumplir severamente nuestro deber"

 

Al defender "El Honor del Nombre" defiendo tres generaciones, los primeros que pasaron por las aulas del Colegio ‑muchos de ellos profesionales‑ y recuerdan la vida de estudiante con nostalgia, los que ahora levantamos diariamente nuestra bandera al iniciar nuestra jornada e invocamos la protección de Dios sobre nuestras acciones diarias.

Y los que pasarán a través de los años por las mismas aulas en busca de un porvenir venturoso.

Mi deber: defender la reputación de los que fueron, de los que hoy conviven y que serán el mañana, y dejarles a los que vendrán el legado espiritual del deber cumplido para que ellos se enorgullezcan de nosotros. Cada acción mía es el reflejo de una ley que llevo sobre mis hombros.

 

Pbro. Fernando N. Erdocia

Reseña Histórica

Hace más de 60 años el P. Fernando Erdocia soñaba para la comunidad de Barrio Naón, en Mataderos, con una Parroquia y un Colegio que cobijara a todos bajo el manto de la Virgen de Luján. Su devoción y su espíritu infatigable hizo que, después de muchos esfuerzos y sacrificios, viera la luz "San Cosme y San Damián".

La historia que comenzara con el sueño de un sacerdote hace tantos años hoy continúa. Como el P. Erdocia, queremos construir comunidad e invitar a todos a sumar sus manos y su oración para seguir creciendo en la fe y en la mirada atenta y cercana para con aquellos que más lo necesitan.

Como Parroquia y Colegio elegimos siempre caminar junto a las familias de nuestro barrio, creyendo, sabiendo y sintiéndonos cercanos a Jesús y María, que están presentes siempre a nuestro lado, en cada paso que damos. 

© 2020 Instituto San Cosme y San Damián  -  Arzobispado de Buenos Aires - Todos los derechos reservados
Ulrico Schmidl 7432 (1440) Ciudad Autónoma de Buenos Aires - TE +54-11-4687-8368 / 7217